Facu Pellistri 馃嚭馃嚲 2001

El caso -mil veces repetido- de Uruguay sigue siendo digno de estudio sociol贸gico y parece que el ritmo no cesa. A帽o tras a帽o salen grandes talentos rumbo a ligas m谩s potentes. Hoy hay cuatro o cinco perlas que no van a tardar en dar el salto. Una de ellas es Facundo Pellistri (Montevideo, 2001). Seguramente, el m谩s prometedor o el m谩s hecho en la actualidad. 芦Es un jugador habilidoso. Se nota que es bastante sinverg眉enza para jugar con la pelota y eso es importante. No hay muchos jugadores como 茅l y creo que eso hay que valorarlo禄, expresaba Juan Rom谩n Riquelme al ser preguntado por el supuesto inter茅s de Boca en la joya de Pe帽arol. Aunque ha sido Juninho Pernambucano, actual director deportivo del Olympique de Lyon, el que s铆 ha hecho p煤blica la intenci贸n de acometer el fichaje. Tanto ruido alrededor de un chaval de apenas 18 a帽os que lleva menos de medio centenar de partidos no es para menos. Su talento lo merece.

Desborde y descaro

Pellistri suele jugar habitualmente como extremo derecho y m谩s o menos tiene una zona de influencia muy parecida a la que puede tener Ferran Torres. De hecho, ambos tienen unos porcentajes similares en algunas estad铆sticas. Por ejemplo, ambos completan un 57% de los regates que intentan (aunque el charr煤a acumula hasta 3,5 por partido, mientras que el valenciano se queda en 1,6) y, en lo referido a los duelos por bajo, el primero est谩 en un 45,1% y el segundo en un 52%. La clave del jugador de Pe帽arol es lo bien que orienta siempre su aceleraci贸n, es decir, suele arrancar alej谩ndose lo suficiente del rival como para que este no pueda alcanzarle, para posteriormente ya iniciar la carrera. No es un jugador excesivamente potente en carrera, por lo que no destaca en distancias largas, pero s铆 es ligero, el茅ctrico y descarado. Adem谩s, su velocidad es sostenida. Es m谩s de bal贸n al pie, pero tambi茅n ataca bien el espacio. Gana siempre en los primeros metros y, aunque su capacidad asociativa no es mala, su toma de decisiones es mejorable a la hora de soltar el bal贸n. Cuando sale del regate a veces se precipita.

Un movimiento habitual de Pellistri: su defensor le entra y 茅l se anticipa orientando su aceleraci贸n lejos de 茅l. La jugada sigue con una pared y una asistencia para el gol de la victoria.
Aunque es un extremo eminentemente de bal贸n al pie y de desborde, Facu tambi茅n sabe aprovechar su velocidad para ir al espacio.

La mayor virtud del chico es, por tanto, una conducci贸n fluida y t茅cnicamente sobresaliente. Conduce con el bal贸n pegado al pie y tiene mucha facilidad para hacer cambios de direcci贸n. Pero su primera ventaja la saca gracias a sus controles, siempre precisos, los cuales le dan el tiempo necesario para preparar el desborde. Un control m谩s sucio o impreciso le har铆a depender mucho m谩s del contexto de la acci贸n o del rival, pero no suele ser el caso. Igual tambi茅n ser铆a recomendable que, con los a帽os, ganara un poco de masa muscular para aguantar mejor el cuerpo a cuerpo.

La producci贸n: su asignatura pendiente

Hay que contextualizar brevemente, por si acaso: Pellistri tiene 18 a帽os y juega en una liga que no permite muchos espacios, m谩s a煤n en un equipo (Pe帽arol) que acostumbra a dominar, con mayor o menor fortuna. Normalmente, suele tener una posici贸n de amplitud en el campo. Se queda cerca de la l铆nea de banda esperando aprovechar su 1 contra 1. Puede salir por dentro o por fuera, aunque jugando a pierna natural en la derecha, la l贸gica manda. En este sentido, s铆 que hay que apuntar en sus debes el tema de la producci贸n: s贸lo 2 goles y 3 asistencias en m谩s de 2200 minutos muestran un claro d茅ficit que va a poder mejorar. Es un jugador bastante hecho para dar el salto a Europa, pese a su juventud, y seguro podr谩 tener un rol importante tanto como titular como de revulsivo, pero no s贸lo basta con aportar agitaci贸n y regate; ello debe traducirse en m谩s ocasiones claras y m谩s asistencias. Lo de acercarse al gol depender谩 mucho del equipo en el que caiga, pero por lo pronto debe mejorar su golpeo, en general, tanto para el disparo como en el centro, ya que pese a todo, s贸lo tiene una media de 0,71 centros completados por partido. Si sube este escal贸n estaremos hablando de un extremo de un nivel importante. Su progresi贸n marcar谩.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s