Fatawu Issahaku 🇬🇭 2004

La Copa África Sub-20 dejó unos cuantos talentos que tener en cuenta a corto plazo para dar el salto a Europa. Pero hubo consenso en uno de ellos: Abdul Fatawu Issahaku (Ghana, 2004) fue el galardonado como el mejor jugador de la competición siendo también uno de los más jóvenes. Su futuro parece más que evidente, incluso él ya habla lo comenta como tal: «Rezo por que las cosas vayan bien. Espero ser feliz continuando mi carrera en Europa tras el torneo. Voy a seguir trabajando duro para hacer posible que las cosas sucedan y podamos salir de Ghana para continuar con mi desarrollo», explicaba Fatawu a la Confederación Africana de Fútbol. Entretanto, lo más seguro es que muchas academias de renombre hayan apuntado su nombre en el último mes. Su edad bien lo merece. Tiene mucho margen de crecimiento por delante todavía y cualquier club con las herramientas necesarias puede sacar de él a un buen futbolista a corto y medio plazo.

Una zurda de alto rango y potencialmente determinante

A sus 17 años recién cumplidos y viniendo de jugar en el Steadfast de la segunda división ghanesa, la mayor virtud de Issahaku reside en su pie izquierdo. Su golpeo es dominante a su nivel en cualquier registro: tiene un golpeo violento en el libre directo, precisión en los saques de esquina y es un francotirador desde cualquier distancia con el balón en juego. A nivel local, por ejemplo, es famoso por sus goles desde el centro del campo. En la CAN U20, sin ir más lejos, esa fue su carta de presentación frente a Tanzania. “No es algo nuevo para mí, siempre lo hago: miro al portero cuando estamos jugando y, cuando se equivoca al salir, la pongo detrás de él», analizaba el joven tras esa primera jornada. Luego, ante Gambia, hizo otro de los grandes goles del torneo.

La posición de Fatawu todavía no se conoce con exactitud. Hoy es un centrocampista ofensivo ciertamente versátil y que, durante la CAN U20, partía sobre todo desde el sector derecho para buscar portería con más naturalidad. Sin embargo, en la prensa local se le define como un «highly prolific clinical striker» (un delantero prolífico, vaya). No creo que su futuro esté como delantero, sino en un rol mucho más cercano al visto durante este pasado mes de febrero con las inferiores de Ghana. Es un jugador al que se le podría definir como un mediapunta o segundo punta al que le viene bien caer a ese sector derecho, pero que bien puede ejercer, en un momento dado, como interior e incluso como mediocentro. Sus características apuntan a lo primero, más que a lo segundo: tiene técnica y conducción (obviamente, por pulir y optimizar), pero sobre todo maneja un tren inferior bastante impresionante para lo que le correspondería a su edad. Tiene una arrancada y unos primeros metros muy potentes, aunque no marca diferencias en distancias más largas a día de hoy. Si aprende a salir mejor del primer regate y le sitúan cerca del área (tiene pinta de que ahí andará su zona caliente), su zurda será una mina de oro.

Ante Uganda superó en varias ocasiones a Aziz Kayondo, un lateral caracterizado por su potencia descontrolada en carrera, lo que da buena muestra de su arrancada. Se aprecia también cómo conforme avanza va perdiendo esa ventaja que sí genera en los primeros metros.

Mapa de toques


El sector en el que él parece sentirse más cómodo es pegándose a esa banda derecha para tirar la diagonal hacia adentro y buscar producir

Aspectos clave a mejorar y algunos datos

Pese a su 49% de acierto en el regate (51/25) durante la CAN U20, en mi opinión, cuando se encuentra en la situación de regatear en estático, le ocurren dos cosas que tendrá que pulir cuando se enfrente a rivales de un nivel superior: primero, le falta un punto de agilidad y de velocidad en la técnica para salir mejor del primer recorte; y segundo, no termina de dominar del todo la pierna mala. Esto lleva a que, en ocasiones, sus acciones se vuelvan un poco previsibles. No son cosas que no tenga, sino cosas que tiene que ir entrenando y optimizando con los años si quiere llegar a ser élite. Ahora mismo posee el fin (el golpeo), pero quizás los medios que tiene para llegar a situaciones que le favorezcan no sean élite. La buena noticia es que posee las condiciones para llegar a serlo si cae en un club que sepa entender su potencial. Cuando todo esto vaya mejorando con los años, lo segundo quizás llegue solo: la precisión en el pase. Tanto un mejor uso de la diestra como, en general, una mayor exigencia, harán que el último o penúltimo pase (aspecto quizás dejado un poco de lado en detrimento de la confianza que tiene en su disparo) mejoren sustancialmente.

En la final vs. Uganda, Issahaku da la asistencia del primer gol y participa en el segundo así: robo y pase en profundidad.

Potencial

Puntuación: 4 de 5.

«Aún es muy pronto para determinar su potencial; no tanto por su edad, sino por el club y la categoría de la que sale. Al final, el muestreo que tenemos (la CAN U20) es mínimo y ha sido contra rivales de un nivel no excesivamente alto. Debe llegar a una academia de buen nivel y seguir mejorando. Creo que tiene la suficiente proyección para, por lo pronto, asentarse en Europa».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s