Julio Enciso 🇵🇾 2004

Hablar del tercer goleador histórico más joven de la Copa Liberadores es una buena manera de entender la irrupción que ha tenido Julio César Enciso (Caaguazú, 2004). Primero está Ângelo Borges, futbolista de Santos. Después Juan Carlos Cárdenas, quien logró asentarse ahí en los años 60. Julio logró anotar con 16 años, 10 meses y 3 días ante Jorge Wilstermann. Su debut con el primer equipo de Club Libertad fue bastante antes, aun así, con 15 años recién cumplidos frente a CD Santaní. ¿Lo primero que hizo al entrar? Una elástica. Esta temporada se estrena en la jornada 4. A los dos minutos ya había anotado un golazo. Acabó como el mejor jugador del partido. ¿Sirve esto como introducción del futbolista ante el que nos encontramos?

Descarado y potencialmente determinante

Julio Enciso es un futbolista de perfil ofensivo. Puede jugar en las dos bandas o por detrás del punta, donde viene jugando últimamente con su club. Desde ahí puede explotar todas sus virtudes jugando con libertad para caer a los costados, subiendo el ritmo de los ataques jugando a pocos toques o acompañando al punta a rematar. Físicamente es un jugador que aún está por completar, aún no impone cuando choca, pero que ya tiene una arrancada poderosa y un disparo de media distancia a tener en cuenta, síntomas de poseer un tren inferior potente, con todo lo que ello implica. Es habilidoso (en febrero era el 6º jugador con más regates completados en toda Sudamérica), difícil de parar con espacios y está demostrando tener gol, tanto buscando la diagonal y el disparo desde la izquierda, como incorporándose al área. No sólo da signos de poder ser determinante con el balón en los pies, sino que también tiene movimientos de ariete sin balón que le convierten en un futbolista aún más peligroso, ya que, aun desconectado, puede aparecer para rematar un centro raso y convertir.

En los partidos frente a Guaireña (GIF) y Atlético Nacional, Enciso demostró que también tiene olfato rematador.

No es un chico que suela bajar a recibir la pelota, así que a veces tiene ese peligro. Todavía es raro verle acabar algún partido, tanto por tema físico como por intermitencia. Está progresando en jugar sin tanto espacio alrededor. Cuando juega de espaldas, entre líneas, suele soltarla rápido para dinamizar la posesión. No se complica la vida. Ahí no muestra autosuficiencia. Se posiciona bien en intermedias, la suelta y ataca el área. Cuando encuentra tiempo y espacio para ponerse de cara suele mostrar su cara más llamativa: velocidad, gambeta y descaro. Si tiene campo para correr, ya con 17 años, marca diferencias. Tiene zancada y potencia. Lógicamente, le falta ser más regular en la toma de decisiones y en la ejecución. Para ello, deberá tener un poco más de finura y sensibilidad a la hora de soltar la pelota. Nada raro a su edad. Si no fuese así, ya estaríamos hablando de un jugador de primerísimo nivel. Por ahora, es un proyecto de gran futbolista, eso sí.

Si tiene campo para correr, es muy difícil de parar.
Otro ejemplo de superioridad en la arrancada con un final errático.

¿Desde dentro o desde fuera?

Cuantas más veces veo al jugador, más me hago esta pregunta: ¿Es mejor Enciso partiendo desde fuera o desde dentro? ¿Dónde puede tener más techo? Personalmente, hoy me llama más la atención todo lo que le veo cuando encara y conduce desde fuera. Entiendo que, el términos físicos, la banda es más exigente que la mediapunta, y quizás por ahí venga su continuidad en esa zona. ¿Es un extremo o un segundo punta? Yo creo que tiene más características y virtudes para jugar como extremo, especialmente en la izquierda, a pie cambiado, buscando perfilarle hacia la portería de una forma más natural, explotando su falta de vergüenza y su habilidad con el balón en los pies. Incluso desde la derecha es capaz de hacerlo bien, gracias a su verticalidad y capacidad goleadora. Sea como fuere, es un atacante polivalente y que está creciendo para hacerse más y más completo.

Mentalmente da la sensación de tener carácter ganador y competitivo. Su intención siempre es ser decisivo. Y hay pocos futbolistas con 16 y 17 años que sean capaces de serlo. Como he explicado en el párrafo introductorio, no sólo ha marcado varios goles en Paraguay, sino también en Libertadores. Su nivel crece cada día. Su suelo ya es relativamente alto para su edad, por lo que su techo aún no se vislumbra con claridad. Si sigue así, seguramente oigamos su nombre próximamente. Deberá dar el salto.

Potencial

Puntuación: 4.5 de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s