Adam Hložek 🇨🇿 2002

Es uno de esos casos de debut prematuro. A los 16 años ya empezaba a ser un habitual en el Sparta Praha. Anotó un par de goles ya esa misma temporada 18/19. Hoy, sin haber cumplido aún los 19, está cerca de cumplir un centenar de partidos con el primer equipo, ha marcado cerca de 30 goles y dado alrededor de 20 asistencias habiendo jugado más en la banda que en punta, y ya acumula minutos con la absoluta de República Checa. Según Transfermarkt, Adam Hložek (Ivančice, 2002) es uno de los futbolistas más valiosos de su generación sin haber salido aún de su país. Contaba su padre en 2018 que varios clubes estuvieron detrás de él para intentar captarlo, entre ellos, el Ajax. «Tenía catorce o quince años en ese momento. Le dije: ‘El Ajax te ha estado siguiendo durante dos años. ¿Qué te parecería ir allí?’. Estaban muy interesado en que fuera allí, pero Adam no quiso, simplemente», explicó. El verano pasado sonó fuerte para ser el relevo de Timo Werner en Leipzig, pero finalmente siguió en Praga.

Capacidad goleadora por encima de todo

Hložek es, ante todo, un jugador con muchos recursos para generar peligro cerca del área. Hablamos de un segundo punta versátil que puede jugar acompañado, en ambas bandas o como única referencia. Sus movimientos son muy buenos, lo que le ha convertido a la postre en un gran rematador. Es perfectamente capaz de atacar el área sin balón, aprovechando sobre todo su notable salto en estático. Tiene la capacidad de desmarque de un ariete y la suficiente velocidad como para convertirlo en un arma a tener en cuenta. Y desde fuera del área también ha hecho bastantes goles, gracias a un golpeo fortísimo con ambas piernas, porque esa es otra cuestión reseñable: siendo diestro, usa la derecha y la izquierda indistintamente. No llega a ser ambidiestro total, pero no le resulta un problema rematar con una o con otra. Su posicionamiento ofensivo, dentro y fuera del área, es habitualmente muy bueno. Tiene esa intuición, que se le asume a los grandes goleadores, de saber dónde va a caer el balón para meterla.

Este instinto se complementa bien con una técnica más que solvente en prácticamente todas las situaciones. Adam es un jugador que no falla en muchos controles y que tiene una buena conducción en distancias medias y largas. No es su especialidad, pero es un buen regateador. Suele salir muy bien del primer recorte y se defiende en espacios reducidos. Lleva el balón pegado al pie, y eso le ayuda a combinar todas estas cosas para convertirle en un más que aceptable driblador, rondando el 77% de acierto en el regate desde marzo (dato de Instat).

Sus movimientos al segundo palo para rematar de cabeza se han repetido en varias ocasiones
El desmarque y la asistencia de tacón. Buen movimiento, cuerpeo y recurso.
El disparo de fuera del área es otro de sus recursos para encontrar portería

Características físicas y aportación lejos del área

Su juego, tanto en defensa como en construcción, siempre es de futbolista de equipo. Su esfuerzo en la presión no es altísimo, pero cuando parte desde la banda sí suele hacer las ayudas que debe, al igual que suma en los córners gracias a su presencia. Lejos del área, cuando equipo está gestando o transitando hacia el campo rival, es capaz de aportar apoyos de espaldas sin complicarse demasiado. No es un jugador especialmente grande (182 centímetros), pero tiene el centro de gravedad bajo, lo que le ayuda a situarse entre el balón y el defensor. A partir de ahí, bien puede descargar para jugar de cara o arrastrar a un central y prolongar el balón hacia un extremo que ataque el espacio que deja, al más puro estilo Harry Kane (sin tener, obviamente, la calidad del inglés en esas labores).

Abandona la posición de nueve, libera espacio y juega en largo.

Su pose en el campo siempre es de tranquilidad. Mantiene la sangre fría en cualquier situación. Parece evidente, revisando sus datos y sus actuaciones, que la Fortuna Liga hace ya unos meses que se le queda muy pequeña. ¿Su sueño? Hace unos años era jugar en el Arsenal. No debería tardar en dar el salto a una de las grandes ligas, quizás a un equipo del segundo escalón, paso previo a estar en un grande, lo que debería suceder más tarde o más temprano si traslada su rendimiento fuera de la República Checa.

Potencial

Puntuación: 4.5 de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s