Facundo Farías 🇦🇷 2002

Cuando le preguntan quién es el mejor en su puesto se refiere a Neymar, pero también admite que, a nivel local, se fijaba bastante en Carlos Tévez. De hecho, los comentarios en la prensa comparándoles son frecuentes. «En Corinthians jugaba de volante por derecha porque no se usaba el enganche, pero cuando pasé a Colón se empezó a usar más el enganche y quedé fijo ahí… de diez«, explicaba para El Litoral. Facundo Farías (Santa Fe, 2002) es, en definitiva, uno de los jugadores de moda en Argentina. Además, tiene una historia de superación enorme a sus espaldas: cuando sólo era un niño, su madre falleció con 26 años a causa de un cáncer. «Los recuerdos malos y feos son los que te hacen fuerte. Yo siempre digo que son los que te mantienen. Yo perdí a mi mamá, a mi abuelo y creo que fui mucho más fuerte por esas cosas. Siempre que estuve mal, pensé en ellos para salir adelante», comentaba en otra entrevista. Durante la pandemia, para más inri, su padre y su abuela le dejaron a causa del coronavirus. La fortaleza mental es algo que difícilmente le abandonará durante su carrera.

La esencia del potrero

Farías comparte esencia con otro jugador de su misma liga y sobre el que ya hemos escrito en Footyscout: Alan Velasco. Es un futbolista de calle, amante del engaño. El segundo máximo regateador de la Liga Profesional de Fútbol (37) sólo por detrás del propio Velasco, hasta la fecha, ambos por encima del 60% de acierto. Es un jugador muy divertido. Habilidoso en espacios reducidos y con un amplio abanico de recursos técnicos. No utiliza el cambio de ritmo. No es un jugador especialmente veloz. Utiliza las fintas, los amagos, los cambios de pie y el cuerpo para esconder la pelota, y una vez supera al rival, ya acelera. Es pura habilidad, en este sentido. El uso del cuerpo es una de sus grandes virtudes. Protege el balón absorbiendo bien los impactos y sabe orientarlo para engañar al contrario.

Orienta su cuerpo hacia la izquierda, cambia de dirección y a punto está de marcar un golazo vs. Lanús
Control orientado con el muslo y amago para generarse el espacio
Protegiendo el balón con habilidad y forzando la falta

Aun siendo un jugador imperfecto en algunos gestos, su creatividad está fuera de toda duda. Tiene una gran capacidad de improvisación. En Colón juega con muchísima libertad tanto con balón como sin él. Su buena conducción ayuda a atraer y dividir atenciones. Su atrevimiento también le permite, tras once jornadas, ser el jugador que más faltas ha recibido de la competición en Argentina. Es imaginativo y produce con cierta facilidad dentro del sistema ofensivo de su club: lleva 8 goles y 6 asistencias en su corta trayectoria profesional, produciendo un gol cada 146 minutos aproximadamente. Nada mal para no ser un delantero centro.

Conducción, combinación y verticalidad

Falso 9, extremo o mediapunta… pero con libertad

¿Cuál es la posición ideal de Facu Farías? Puede jugar perfectamente tirando diagonales desde la izquierda, dando profundidad desde la derecha, por detrás de una referencia o junto a otro delantero. Sea como fuere, desde cualquier puesto necesita cierta libertad de movimientos para sentirse cómodo del todo. Explota mucho sus individualidades, como es normal. A veces no toma la decisión correcta, pero, en general, sus elecciones no son malas. Debe mejorar la ejecución, ser más fino a la hora de soltar la pelota o de realizar algunos regates, aspectos que irá mejorando con el paso de las temporadas, a buen seguro. De todas formas, esa versatilidad y polivalencia ofensiva ya le abre una buena cantidad de alternativas a su entrenador. En mi opinión, el argentino es un segundo punta con capacidad para partir desde cualquier posición del ataque. Cuando salte a una liga más potente, quizás su mejor opción sea jugar arriba acompañado de una referencia que le permita venir a recibir y caer a las bandas. Para ello, deberá ganar más continuidad en el juego, lectura de juego colectiva y terminar de sacarle punta a su toma de decisiones.

Igualmente, hablamos ya de un futbolista que marca diferencias en su país con solamente 19 años y que debe dar pronto el próximo paso. Su destino debería estar en una gran liga del viejo continente, quizás Italia o Francia como paso previo a Inglaterra o España. Sin duda, tiene condiciones para terminar siendo un jugador importante, pero aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s