Kacper Kozłowski 🇵🇱 2003

Según el portal Transfermarkt, el chaval es el jugador más valioso de la Ekstraklasa con solamente 17 años. Solamente le iguala Jakub Kamiński, una de las joyas del Lech Poznań, aunque dos años mayor. Y es que Kacper Kozłowski (Koszalin, 2003) ha atraído muy rápido los focos de la élite europea: debutó en primera división de la mano del Pogoń Szczecin con 15 años y esta temporada, dos años después, es titular indiscutible con su club y jugó la pasada Eurocopa con la selección absoluta de Polonia. Todo esto sin ser aún mayor de edad, insisto. Además, ya tiene bastante claro el timing de su futuro más cercano. «Necesito al menos seis meses o un año para adaptarme, luego me gustaría irme. Hablamos con la directiva y también piensan de la misma manera», explicaba el jugador para Remonews. Muestra ambición, pese a su corta edad. «Cuando me vaya al extranjero será para jugar en un primer equipo, no en el equipo sub-18. No voy a ir a un club enorme para jugar, por ejemplo, en el Primavera. Mi sueño es jugar en esta clase de club en el futuro, pero creo que lo mejor es ir paso a paso hasta llegar a la meta«, añadía para Sport Interia.

Destacado en el apartado físico

Kozłowski es un caso especial. Pocos jugadores pueden decir que están completamente desarrollados físicamente con 17 años, pero él está ya muy cerca de estarlo. De hecho, sus medidas le han permitido tener una aparición tan temprana en la élite y han marcado completamente sus mejores virtudes. Hablamos de un centrocampista ofensivo que destaca principalmente por ser un gran llegador, un proyecto de box-to-box al que le falta crecer en algunas facetas y en algunas zonas del campo para ser considerado como un jugador realmente relevante fuera de Polonia. Es un jugador fuerte de más de 180 centímetros, buen rematador atacando el área y con un disparo potencialmente peligroso desde fuera del área. Además, su zancada le permite tener una buena conducción con espacios. Ingredientes que convergen en el mismo sitio: Kacper es un futbolista destinado a influir sobre todo en el campo rival, independientemente de que sean sistemas que prioricen la presión alta o el ida y vuelta. «El entrenador sugirió que debería marcar más, así que estoy tratando de hacerlo. Como centrocampista también me gustaría dar más asistencias. Eso me importa», explicaba.

Gol rematando en el punto de penalti
El físico también le da presencia para llegar por arriba, no sólo por bajo
Primero dispara con la izquierda, luego remata de cabeza. Llegador.

Buen llegador, vale, ¿pero y qué más? En el resto de apartados, Kozłowski es un jugador aseado y aceptable, pero en ningún caso está ya para ser un jugador importante en un club gigante. Necesita, como él bien dijo, ir poco a poco para desarrollarse con algo de calma. Técnicamente sus controles son buenos y se orienta con facilidad para estar aún en fase de aprender a controlar del todo su cuerpo, aunque sabe proteger bien la pelota usándolo y aguanta bien los choques (los dos siguientes gifs corresponden a esto). Además, en estático suele generarse espacio con cierta facilidad, especialmente cuando tiene que sacar un centro. En espacios reducidos se maneja más o menos bien, aunque le falta agilidad, velocidad y cintura para ser diferencial en este aspecto.

Proyecto de box-to-box

Explicado esto, me atrevería a diferenciar entre centrocampista ofensivo llegador y box-to-box. Kozłowski cumple bien de lo primero, pero todavía no llega a ser lo segundo. El box-to-box, por definición, es un futbolista que va de área a área, que interviene en ambos lados del campo, que ayuda activamente en defensa y en ataque. Sin embargo, el joven jugador del Pogoń no es excesivamente activo defendiendo aún, aunque ha demostrado tener condiciones para hacerlo a cualquier altura, pero sobre todo es muy poco intervencionista. Según Instat, Kacper ha dado 24/32 pases efectivos en los últimos 20 partidos, y la gran mayoría son en campo contrario. No aparece en salida de balón. Jugando como interior derecho, ejerce más un rol de segundo punta que de centrocampista al uso, actualmente.

Durante la circulación, se limita a ser un jugador de (pocos) apoyos y es cerca del área donde demuestra tener cosas que pueden marcar la diferencia. El tema es que no creo que esto sea suficiente a corto plazo para ser un jugador relevante en Liverpool, BVB o Manchester United, clubes para los que ha sonado ya. El polaco ha llegado pronto por su desarrollo físico, pero todo lo demás está aún por moldear, perfilar y mejorar. Lo normal con 17 años, como siempre digo. Suerte que parece tenerlo claro y que, cuando salga de su país, será para seguir jugando en la élite y no para ir a un equipo reserva, por muy grande que sea el club. Si tiene la suficiente paciencia, no descarto que acabe en uno de los citados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s